Soledad se pintó las heridas de verde

Dos cosas le reprochaba, su maquillaje de puta y la manera en que gastaba su vida pero estaba equivocado. Siempre lo estuvo por eso ella tuvo que corregirlo. Soledad no se maquilla, se dibuja sonrisas en la cara con Revlon y no se gasta la vida, sale de su casa en la Av. Callao al 1500 a pasearse las desilusiones. Igual que la que pasea sus los hijos en la plaza Las Heras. Hijos que él no supo darle, que no podrá jamás darle. En la calle, Soledad se despeja la cólera y también la rabia. Durante un par de horas él desaparece y cuando no logra hacerlo desaparecer, saca de su bolso unas pastillas azules y se las traga sin agua. Es que Soledad sufre de los nervios desde el día que se enteró que él mete su virilidad en la puerta de otro hogar, en el barrio de Belgrano. Que se lo entrega a otra que no se llama como ella, que tampoco sufre de tristeza y que tiene dos hijos. Por eso tuvo que corregirlo, por ella, por los hijos que le prometió y por su soledad. Sobre todo por ella. Ella misma. Y lo hizo con lo que él más le reprochaba, con maquillaje, como ella sabía hacerlo. Entonces una tarde mientras dormía le dibujó la misma sonrisa que ella se venía pintando para disimular, pero no usó Revlon lo hizo con una pintura verde. Pigmento Paris Green, confirmó el toxicólogo en el informe policial que indicaba el hallazgo de un cuerpo sin vida en un duplex en Belgrano. Cuando se le comunicó a la viuda, ésta se desplomó. ¿Arsénico?, preguntó. Sí señora pero tranquila, tenemos a la asesina. No se si sabía usted que su marido tenía una amante, fue ella la que lo mató. Suponemos que lo hizo cuando se enteró que iba a dejarla, en un ataque de cólera se vengó con arsénico. No, no sabía que me engañaba. Nunca lo hubiese imaginado.

3 comentarios:

Admirador dijo...

Otra mujer, mismo ptoblema. Un hombre. El problema siempre es el mismo, amor sin amistad. Los dos desenlaces tremendos, uno posible y esperado, una amante, pero no una amante, no, una mujer que le da una vida. Eso en mucho peor. Una venganza segundo desenlace Y un CSI chapuzas, pero quen cae bien. Bonito desenlace. En pocas líneas haces una película.
Saldrían un buen libro.
Me han gustado mucho todos los que hasta ahora he leído. Voy a porr otro.

Admirador dijo...

Oye, el arsénico, las uñas, el verde, que relación tienen, algo seguro, pero se me escapa, lo siento
Gracias

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias por tu comentario. Lo del arsénico: en algunas clases de pintura verde se usa normalmente el pigmento Paris Green (con lo que ella le pinta después la sonrisa). Paris Green contiene arsénico y puede ser mortal (como resultó serlo en mi relato). Secreto revelado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...