Natalia se fugó

Se fugó dejando las ventanas abiertas y la puerta de atrás también. Se fue buscando un lugar en el mundo, un rincón que le fuese tan propio como el color marrón de sus ojos grandes. Como las marcas que tiene en las manos, un lugar en el mundo tan igual a ella donde sus pies pequeños pudiesen anclar. Se fue porque siempre se van los que no encuentran aquí, los que no saben que buscan. Se fue perdida para perderse más en un lugar diferente. Perderse a orillas del mar, perderse en una montaña, perderse en un castillo, perderse en otros idiomas con otras voces, con otros ritmos. Perderse para buscar su lugar en el mundo y cuando creyó haberlo encontrado, Natalia se dio cuenta que no buscaba un lugar, busca una persona.

2 comentarios:

Palabras dijo...

Lo importante no es donde sino con quién, si. Me sorprendio leer esto porque es algo que yo no descubri hace mucho.
Saludos!

Luciana Salvador Serradell dijo...

Yo también lo descubrí no hace mucho tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...