De quererse


De querernos, pensó antes de escribir. De escribirle.

De querernos...

Si existiese la posibilidad que no existe, te querría con el mismo vigor que tienen las palabras. Con la fuerza que hace que la i siempre lleve un punto para seguir siendo i. Con la coherencia de los acentos por eso de la entonación, tu entonación que es diferente a la mía y la mía que no es de aquí.

De querernos, te querría con la facilidad de la m cuando es miércoles y la naturalidad de la l cuando es lunes, cuando nos besamos, cuando reímos, cuando andamos, respiramos...

Nos miramos...

Si cabiese la posibilidad que no existe, te querría con la misma coherencia que une la g a tu u, la que existe en los puntos finales de los cuentos que alguien ahora escribe. La misma que hace que las hojas se vuelvan verde en primavera, siempre en primavera,  y ocre en otoño, siempre en otoño.

De querernos, si existiese esa posibilidad que no existe, lo haría con la certeza que la letra e le da a la palabra querer y que todo lo que empieza, termina.

2 comentarios:

m.p.moreno dijo...

¡Qué maravillosa entrada! Con cuanto ingenio está escrita y cuánta lírica revolotea entorno a ella.

¿Te ha pasado alguna vez que lees algo y te dices esto me hubiera gustado haberlo escrito?

¡¡Felicidades!!

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias!
Es curioso el poder que tiene una persona cuando lee lo que uno escribe, y dice que le gusta. Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...