La señorita perfecta que no es

No es una guerra de sexos, es cuestión de género. La disputa entre ser y no ser. Entre perfecta e imperfecta. El juego ese que ubica a las señoritas perfectas en primera fila con sus narices y columnas rectas, sacando pecho, oliendo a perfume, con el delineado del ojo impecable, dientes blancos de publicidad y de la mano de él. Mientras el resto, las otras que salen del trabajo tarde también los viernes de cumpleaños, les toca esperar el metro y se peinan en el reflejo del vidrio, terminan paradas al final de la sala. Apoyadas bajo el marco de la puerta de entrada aguantando eso de ir solas.
Esto de la señorita perfecta y la imperfecta se nos da cuando la naturaleza que nos agracia, decide el melodrama de cada una. La señorita perfecta nace perfecta. Las otras no y he aquí el corazón trágico de las hormonas femeninas hasta que cada una asume la señorita perfecta que no es y se vuelve perfecta a su manera.

3 comentarios:

Ani dijo...

Genial reflexión. Lo femenino atravesado por lo que se espera del ser mujer y lo qe se es...

Luego de la aceptación, aparece lo verdadero. Antes, sólo frustración. Un beso grande!

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias Ani.

Café Sublime dijo...

Hola, soy estudiante de comunicación social, encuentro este blog muy interesante, y me imagino pasando muchos momentos leyendo las publicaciones. Gracias por estar a disposición y compartirlo. también os invito a participar de mi blog en cuanto a mi actividad que es la de producir y comercializar café. En el también se escriben algunas cosas que espero sean de su agrado. con gusto espero su visita:
http://cafesublimecolombia.blogspot.com
email: cafesublimecolombia@gmail.com

atento saludo.
Rocío Café Sublime Colombia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...