En voz alta

Un lugar verde con tu voz diciendo mi nombre, diciendo mi nombre en voz alta. Sin susurrarlo, no más. Quiero que lo digas, que digas mi nombre en voz alta. Basta de pensarlo, de pensarme, quiero que lo digas, quiero que digas mi nombre. Quiero escuchar como suena en tu boca. Quiero ver como te brillan los ojos cuando me nombras. Cómo se mueve tu boca, cómo se mueven tus ojos cuando dices mi nombre, cómo se te acelera el pulso. Quiero saber qué se cuela por tu cabeza cuando los sacas de adentro. Y cuando lo dices, quiero saber hasta dónde se escucha. Quiero escucharte decir mi nombre en voz alta. Aunque sea una única vez, un único momento.

3 comentarios:

vIRTUAL pOST dijo...

Me han gustado todos los que he leído, pero este es el que más me ha impresionado.

Admirador dijo...

Y el nombre es María. Sólo porque me ha evocado West sise History.

Y lo que María busca es que él tenga poder sobre ella, que la ame, pronunciar, saber su nombre da ese poder.

Me encanta, como de una imagen nacen tus historias.

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias! Gracias a los dos por los buenos comentarios, así dan ganas escribir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...