Cuando Bárbara quiere

Cuando las mujeres quieren, cuando lo hacen con locura como lo hace Bárbara, su mundo se les hace grande y pequeño. Ese mundo inmenso que cabe entre sus piernas cuando terminan de parir, cuando terminan de curar, cuando empiezan a cocinar. Cuando salta al precipicio y se deja enroscar por la magia, esa magia que solo las mujeres sienten. Cuando de un armario descuelga un vestido vivo para volverse a enamorar, para querer hasta el límite del arco iris y un sin fin de veces más desde el principio y hasta el final. Desde el parto que la hizo hija y el otro que la acaba de hacer madre. Por eso tiene ahora la panza vacía y el corazón grande, los pechos llenos y los ojos pequeños, dolió. Todos los partos duelen pero cuando las mujeres quieren, cuando lo hacen con locura como lo hace Bárbara, su mundo se les hace grande y pequeño y siempre hay magia. Magia aquí, magia allí, en el campo y en la ciudad. Anoche en el de Bárbara, hubo dos veces magia. Así sucede cuando las mujeres quieren.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito.

Mila dijo...

realidad expresada, madres hay muchas, pero mía ,solo una. encantador escrito.. me gusta, gracias...

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias por esos "me gusta". Gracias Mila, me pasé por tu blog: Te felicito, empezaré a leerte!

Viviana dijo...

Que lindo!!! Escribir sobre una amiga y sobre el milagro de dar a luz.

Luciana Salvador Serradell dijo...

Gracias Viviana, que lindo que te gustó el relato! Muchas gracias!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...